La ansiedad y qué hacer para superarla

Mujer libre
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Hablamos de ansiedad? Hoy me voy a referir a la ansiedad autopercibida como una molestia con la que convivís. Ese estado psicofisico que no llega a afectar tu vida cotidiana.

En cambio, si la ansiedad llega al punto de inhabilitarte en algún área de tu vida, por favor, consultá si o si a un psicólogo matriculado o un médico psiquiatra.

La incertidumbre, el temor al futuro y la poca confianza en nuestras capacidades de afrontamiento pueden desencadenar este mecanismo.
¿Cómo funciona? Muuy esquemáticamente, lo que sucede es que frente a un estímulo que se percibe como amenazador, se desenca-denan una serie de respuestas fisiológicas, cognitivas y emocionales. Que se automatizan y retroalimentan.

Incluye:
-Sesgo en Atención y Memoria
-HiperActivación física (adrenalina)
-Ideas catastróficas
-Emoción displacentera
-Conducta desadaptativa en un intento de evitación de lo displacentero, que en realidad, refuerza las creencias que subyacen (llegando a la autoestima y la valía personal)

Volviendo a esquematizar.. se trata de una red asociativa que se retroalimenta entre: cognición, emoción/sensación, activación y conducta

¿Qué podés intentar para el manejo de la ansiedad?

– Entender su funcionamiento y reconocerlo cuando aparezca.

– No recurras a la evitación como única estrategia conductual. Porque reforzará la idea de que existe un peligro gravisimo a nivel psicosocial o físico.

– No alimentes las ideas catastróficas, analizándolas con detenimiento. Sacá el foco de allí.

– El diálogo interno autocalmante y la observación de la propia respiración puede ser de mucha ayuda.

– Conversar con otros y entender que no es tan grave, que también a otros les pasó y que es un mecanismo desajustado de defensa ante un estímulo que no es tan peligroso.

– Desarrollar la autoestima y el sentido de la propia valía (más allá de expectativas y resultados).

– Preventivamente la práctica regular de disciplinas psico-fisicas como el yoga y otras de origen oriental (como pakua y taichi).

– El consumo excesivo de café/mate no colaboran.

⚠Lo escrito hasta aquí no reemplaza la consulta profesional.

¡Compartilo!

Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on print
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Alguna consulta o sugerencia?

Abrir chat
1
🙋🏻‍♀️ ¿Te puedo ayudar en algo?
¡Hola! 👋,
¿En qué puedo ayudarte?